domingo, 11 de noviembre de 2012

Manual de cultivo de la chufa para autoconsumo

Mil disculpas por mi ausencia en el ultimo par de meses, el trabajo y la incomunicación que este me tenia, me ha impedido actualizar el blog todo lo que hubiera querido, sin embargo...no me ha faltado mi libro de notas personal para ir apuntando todas las nuevas ideas. ¡Así que el horno viene calentito!

Este post, se lo quiero dedicar en especial a todos mis amigos del Sur, en especial mis "Boquerones" favoritos, que siempre que me han visitado (aunque alguno no ha venido aun...) se han quedado maravillados con la horchata de Valencia, porque si señores, la horchata nunca sabe igual como tomándola en su "ciudad cuna".


Hay dos secretos para cultivar horchata, este superalimento y que tan de moda se está poniendo. Primero de todo, las semillas. ¿Donde conseguimos las semillas?. Gracias a que el cormo (= endurecimiento de la raíz que llamamos xufa / chufa) es el material vegetativo utilizado para producir horchata y a su vez el material utilizado para multiplicar la planta...va a ser relativamente sencillo hacerse con un saco de chufas. Eso si, que sean de Valencia y con garantía de denominación de origen. Personalmente recomendaría http://www.lahorchateria.com pero sitios hay mil.

Y el segundo secreto es el “suelo” como ya expliqué en el post sobre la horchata. En un recipiente si puede ser más ancho que profundo (40 cm de diámetro x 30 de profundo). Aseguraros de que tenga un buen drenaje poniendo unos 5 cm de grava y posteriormente y sobre la cama de grava pondremos a partes iguales turba orgánica (rica en materia orgánica) y arena de río (podéis cogerla en ríos o comprarla en tienda de animales, muy usada en acuarios) bien mezclado y asegurándonos que no haya terrones. Este suelo ligero ayudará a la formación de los cromos para futura horxata / horchata sin ningún tipo de obstáculos.

La plantación la realizaremos en el mes de Abril (pensar que es clima mediterráneo, si pensáis hacerlo en un clima más frío retrasarlo un mes más) sobre suele mojado a una profundidad de unos 5 cm y separadas una de otra semilla alrededor de 10cm.
Las semillas se pueden dejar 24 horas hidratándose para acelerar su germinación. Para el recipiente anteriormente recomendado yo plantaría 3-4 semillas. Al mes tendremos ya los broten de la chufa con una altura alrededor de 10-15 cm.

No se recomienda fertilizar la cosecha, en Valencia el suelo está normalmente enriquecido con restos de cosechas anteriores o como mucha aporte de nitrógeno por ferti-rigación. Consejo personal, buena turba y si se tiene compost casero. No buscamos cantidad sino calidad, así que vamos a dejar las cosas lo más naturales posibles.

Los riegos se realizaran mensualmente en primavera y semanalmente en verano. Aportando siempre agua de calidad.

La recolección, se empieza a realizar a mediados de Noviembre hasta finales de Enero. Una vez la parte aérea se seca será el indicador que debemos cosechar nuestras chufas. Sacando toda la tierra del contenedor deberemos proceder manualmente a recolectar los pequeños cromos, lavarlos bien para retirarles todo resto de suelo y dejarlos a secar en zona bien aireada por una semana. No cabe mencionar que recién recolectadas pueden ser ya consumidas. Si las secamos luego deberemos re-hidratarlas otra vez.

Dado su gran rusticidad, la planta de la chufa, no presenta mucho enemigos naturales, el primer problema que nos podemos encontrar es una sobre aporte de nitrógeno que repercutirá en el hiper-desarrollo de la parte aérea, no dejando tiempo a desarrollar la parte subterránea, moraleja: no sobre abonar. Y como plaga encontramos el barrenador de la chufa, si lo vas a cultivar fuera de Valencia nunca deberías encontrarte con el en tu plantita, así que no te preocupes, por otra parte tenemos los comunes pulgones, pero no hay que preocuparse ya que los tratamientos para su eliminación son efectivos y sencillos.

La Chufa es una planta muy fácil de cultivar y da los mejores resultados del mundo: una horchata bien fresquita, la cual es facilísima de preparar. Prometo receta original. Os recomiendo encarecidamente que proveéis añadirla en vuestro mini huerto urbano, e indaguéis un poco más en sus cualidades terapéuticas y miles de formas que podemos aprovechar la en la cocina, no solo bebiéndola,

Gracias por leerme y siempre al servicio ante cualquier duda. Un saludo.

Google Analytics